Jueves, 11 de Febrero de 2010
Primera Conferencia Panamericana sobre el Manejo de la Resistencia de la Maleza
Científicos de Instituciones de Investigación y Profesionales de la Industria se reunen para compartir soluciones.


El Dr. Rüdiger Scheitza durante la bienvenida al evento.
Confirmando su compromiso no sólo de ofrecer soluciones innovadoras a los agricultores sino también en fomentar el diálogo en asuntos clave que impactan a la industria, Bayer CropScience reunió a expertos de universidades, de la industria agroquímica y representantes de todo el continente americano en la “Primera Conferencia Panamericana sobre el Manejo de la Resistencia de la Maleza”, entre los días 19-21 de enero en Miami, Florida. Este evento reunió a cerca de 280 científicos entre institutos de investigación y profesionales de la industria con el objetivo de compartir soluciones prácticas y sustentables, y tecnologías innovadoras de herbicidas en el manejo de la resistencia de la maleza.

“Se necesitan urgentemente alternativas innovadoras para controlar la maleza en vista del creciente problema global de la resistencia. Bayer CropScience ha identificado nuevos retos en el manejo de la resistencia y está aumentando su inversión en investigación y desarrollo”, comentó el Dr. Rüdiger Scheitza, Miembro de la Junta Directiva de Bayer CropScience AG y responsable de la Gerencia del Portafolio Global, al dar la bienvenida a los asistentes a la conferencia.

“Todas nuestras actividades de investigación toman un abordaje exhaustivo y orientado hacia el futuro, y nuestro objetivo es proporcionarle a los agricultores de todo el mundo nuevas pruebas de diagnóstico,herbicidas con nuevos mecanismosde acción y una opción más amplia de rasgos genéticos (traits) de alto desempeño”.

En este foro internacional se presentaron soluciones innovadoras a los agricultores para controlar las malezas en muchos cultivos importantes. Las soluciones incluyen nuevas tecnologías de Bayer CropScience que están diseñadas para combatir la creciente resistencia a los productos como el glifosato y evitar la diseminación de biotipos resistentes a los herbicidas.

¿Cómo aplica a México?

La delegación Mexicana estuvo representada por investigadores y especialistas en control de maleza y agronomía, quienes presentaron trabajos de investigación en México con los que se concluyó que la resistencia de algunos biotipos de maleza a ciertos herbicidas se ha reportado en los cultivos de trigo y maíz, principalmente. Los problemas de resistencia en la producción de trigo en el centro de México han evolucionado hacia Avena Fatua y Alpiste (Phalaris spp) que primero presentaron problemas contra fenoxaprop y posteriormente contra clodinafop,cycloxydim, diclofop y tralkoxydim.

Un programa de manejo integrado de maleza fue establecido por la Secretaría de Agricultura del estado de Guanajuato y el Comité Estatal de Sanidad Vegetal de Guanajuato en conjunto con varias empresas agroquímicas logrando una reducción significativa del problema, sin embargo, otras especies de zacate (Echinochloa spp) están emergiendo como una nueva amenaza.

En el cultivo de maíz, tres biotipos resistentes de zacate Johnson (Sorghum halepense) al inhibidor ALS fueron reportados en el estado de Veracruz en 2009. Asimismo, se encuentra en investigación un biotipo de zacate de pato (Eleusine indica) con resistencia a glifosato.

Una solución viable: El Glufosinato de Amonio controla más de 120 diferentes tipos de maleza

El glufosinato de amonio, un ingrediente activo de un herbicida no selectivo, el cual es comercializado por Bayer CropScience bajo las marcas de Liberty® y Finale® es efectivo contra más de 120 diferentes tipos de maleza de hoja ancha y malezas gramíneas. Los ensayos de campo han mostrado que los productos basados en este ingrediente activo también pueden ser usados para controlar exitosamente maleza difícil las cuales son resistentes al glifosato y a los inhibidores de la ALS. Esto les brinda a los agricultores la ventaja de ser capaces de alternar entre varios herbicidas no selectivos en cultivos con la tecnología Liberty Link®, previniendo así la diseminación adicional de la resistencia. Esta forma de rotación es un elemento importante en el Manejo Integrado de la Maleza, un programa desarrollado por Bayer CropScience.
Esta alternativa extiende la vida útil de los ingredientes activos y las tecnologías tolerantes al herbicida.

Ninguno de los estudios publicados hasta la fecha señala la existencia de resistencia a glufosinato de amonio en malezas que apareacen en soya o maíz tolerantes a herbicidas y en ninguna maleza que aparece en loscultivos convencionales.

Tecnología LibertyLink® la única alternativa al glifosato

La tecnología LibertyLink® es comercializada para el control efectivo de la maleza. Al combinar la tolerancia al herbicida desarrollada por Bayer CropScience y el ingrediente activo glufosinato de amonio, esta tecnología es un componente importante del manejo exitoso de la resistencia y actualmente la única alternativa comercializada para sistemas tolerantes al glifosato. Se utiliza en
algodón, canola, soya y maíz. Sin embargo, la creciente resistencia de la maleza está haciendo que la tecnología LibertyLink® sea una opción interesante también para otros cultivos tales como
cereales y arroz.

Bayer CropScience está planeando llevar su segundo rasgo genético vegetal a tolerancia a herbicidas, conocido como un “doble gen”, a cultivos de algodón en 2010. La semilla modificada
es tolerante tanto al glufosinato de amonio, como al glifosato.

Bayer CropScience también está trabajando en colaboración con socios como Mertec y M.S. Technologies para desarrollar más rasgos genéticos vegetales de tolerancia a herbicidas en soya en los EEUU.
Estos incluirán un “triple gen”,una combinación de rasgos genéticos vegetales que confieren tolerancia a los herbicidas basados en glufosinato de amonio y glifosato más tolerancia a una tercera clase de principios activos conocidos como inhibidores HPPD.

Esta clase de productos incluye, por ejemplo, Balance® Pro de Bayer CropScience, un herbicida usado en el maíz en los EEUU. Su aplicación en soya está planeada para 2015.